12 septiembre 2017

Holanda Belgica y Luxemburgo (Parte 3)





Etapa: Día 20. Amberes – Molinos de Kinderdijk – Gouda.


 Después de 100 kilómetros,  llegamos al gran parking habilitado casi a la entrada, gratuito, 11:30 horas y ya divisamos desde el pueblo los primeros molinos de Kinderdijk.




Nos acercamos a la caseta en la entrada, para comprar lo que sería una travesía por el canal que une los molinos, con sendas paradas y con la posibilidad de ver dos de ellos por dentro.
 





Paseo muy bonito y donde se puede ver de qué manera vivían en espacios minúsculos, con la cuna de sus hijos empotrada en los pies de la cama, que más se asemeja a un cajón, pero ver aquellos ambientes en miniatura, enternece.


 
 







 



 



 












Después de visitar los molinos, andar por los senderos entre ellos, fotografiar bastante, regresamos al parking.










Al llegar nos encontramos con una cantidad de coches de época aparcados, al parecer para participar en alguna jornada de clásicos.
Me llamó particularmente la atención, ver una autocaravana llegada desde China!



La mañana, por la tardanza en salir del camping, y la belleza de los molinos había pasado rápidamente, creímos conveniente aprovechar la zona para comer.



Acabado el almuerzo expréss que suele preparar Mirta, no por ello deja de ser abundante, y muy disfrutable, salimos con el rumbo puesto a la ciudad de los quesos más conocidos, Gouda.





Gouda está a 40 Km de la zona de los molinos, por carretera se entiende, ya que si se utilizara el trasbordador serían, 26 km.



El parking utilizado para la visita a Gouda es el conocido Klein Amérika, por horas y muy bien ubicado, zona para autocaravanas y conexión de luz.



Comenzamos el recorrido atravesando el puente justo delante del parking, y por la Lange Tiendeweg accedemos a la Markt place, donde se encuentran los edificios más relevantes.






 



 







Hacemos una visita a la Goudse Waag, la antigua balanza de los quesos, dónde hoy se encuentra una tienda de todo lo relativo a Gouda y la oficina de información.



Comprado algo para degustar, más los típicos imanes y algo más, salimos en dirección al centro de la Markt,
donde se encuentra el Old Stadhuys Gouda, (Ayuntamiento) muy bonito y conservado.


 



Pasando por la Sint Janskerk, principal iglesia  y luego por el Korenmarkt , (mercado), cruzamos el canal y llegamos a otro de los símbolos del pueblo,
 
El Molen de Roode Leeuw, antiguo molino del año  1727.














 











Caminando junto al canal, pasamos frente del Museo de Gouda, cerrado,


 

y regresamos por sus callecitas a la Markt para un último reconocimiento.





Toca ahora buscar un camping que nos acerque a Ámsterdam.

Tenía un minicampig en mi rutero con las coordenadas: 52.142715, 4.494292, Camping Stochenhoeve, éste camping nos dicen, es para permanentes, no recibe autocaravanas, Primer chasco, se hace tarde.

De manera que toca buscar otro, y llegamos al Camping Maaldrift.

Si había sitio, camping muy grande, duchas con fichas, pero sin agua caliente en los demás sitios, de lo contrario,  para lavar loza, tienes que poner ficha.



Ubicados, toca planificar el siguiente día. Tendremos que pasar por el super, de manera que ya perderíamos parte de la mañana, así que, calma.



................................................................................Hoy 140 km



Etapa: Día 21 – 22. Maaldrift – Ámsterdam.





Salimos hacia el pueblo donde teníamos el súper, aparcamos en una calle lateral, con el temor de que nos multaran, y como todo en la vida, siempre aparecen las personas, aunque de apariencia, para nuestros juicios previos, “extrañas”, éstas nos indican que el parking es gratuito dos horas, debiéndose poner la hora de llegada, a lo que viendo que no teníamos más que un boli y papel, nos regalan de su coche el conocido reloj de parking…… existe la gente buena!



Con la nevera llena y demás, salimos rumbo a Ámsterdam,




Camping Gaasper.


Nos separan 52 km, con tráfico algo pesado, pero sin dificultades, cruzamos por debajo de una pista del aeropuerto de Schippol.

Llegados al camping, toca esperar antes de la barrera hasta que un chico te busca, te instala en la parcela y luego por la oficina, mucha información y también amabilidad del personal.

Camping grande, muy recomendable, tranquilo y lo que es mejor comunicado directamente con Central Station, centro neurálgico de Ámsterdam.


 











El plan en Ámsterdam, es tomar el Bus turístico para un primer contacto, y el barco, y entonces luego caminar por los diferentes lugares de nuestro interés.

Nuestra terminal de metro es justo delante de la catedral Sint-Nikolaaskerk, y algo más adelante la salida del Bus turístico.



Compramos los billetes, y salimos a dar la primera vuelta total, después de lo cual, vamos andando hasta el Barrio Rojo. (Había mucha expectativa), ja.ja.ja.




Yo no miro.!!!


 

Entramos por la Nieuwebrugsteeg, donde todo era algarabía, mucha/os disfrazados en lo que era un gran fiesta de gays y lesbianas.

Todo muy divertido, y sin que nadie se sorprendiera de la presencia de turistas.

Después de andar bastante, sin experimentar ninguna “nueva” sensación, volvemos ya a la estación para coger el metro que nos llevará al camping.



 ............................................................................ Hoy 59 km




Preparativos para un nuevo día que implican pasar el día en Ámsterdam.



Cogemos el Bus, y nuestra primera parada será en el Rijksmuseum,
para rodearlo y llegar al ícono de Ámsterdam: I Ámsterdam, colmado de gente, imposible fotografiarse solo, 






seguimos hacia el Museo Van Gogh,




Luego el museo del Diamante, (no habíamos llevado cash para comprar) y vueltos al bus nos bajamos

en la parada cercana a la casa de Anna Frank.





Las colas para sacar entradas,que serán para el turno de la  tarde son impresionantes, nos fotografiamos en su puerta. 























Y vamos camino de la Westerkerk , el Homomonument, y luego cruzaremos  los tres principales canales, el Prinsengracht, Keizersgracht y Herengracht para llegar a la calle Singel Nº 7, donde se encuentra la casa más estrecha de Ámsterdam.




Continuamos el camino para llegar con ganas de comer ya, hasta el Steak House, Gringo, (argentino, dice, pero todo su música es tropical),
 



 



Hemos comido muy bien. Únicas palabras en español…..hasta luego.





             


Ahora en el bus turístico nos desplazamos hasta la parada cercana al Ice Bar.

 A la  hora concertada, tramites de rigor en caja y pasar al bar en primer lugar para degustar una bebida, (Sex on de Beach, preguntar a Jeni). Mientras se espera para entrar en la que sería, simplemente una nevera decorada, en la cual se pueden degustar tres bebidas, servidas en vasos de hielo, sacarse unas fotos y en general salir disparado, por el frío que allí hace. (Interesante pero…no lo volvería hacer), caro para lo que ofrece.



Llegamos luego hasta el muelle para hacer la visita de una hora en barco, Línea Verde.




Como tarda su salida, nos acercamos al muelle terminal de ferry, que hace 17 años hemos utilizado para cruzar el canal,


desde la otra orilla donde estaba el hotel, todo sigue igual.




Desde el barco se tiene otra visión de Ámsterdam, además de pasar por diferentes puntos que el bus.  Bonito y distendido paseo, con información en español.



Al final de recorrido toca seguir andando, vamos pues a






La Plaza Dam, es ahí donde se encuentra el Museo Madame Tussauds, (de cera), El National Monument y el Palacio Real.

Luego entramos en Complejo Magna Plaza, muy bonito, un palacio convertido ahora en centro comercial.


 






 Por la Damrak, tiendas por doquier, y siempre algo se compra, se hace tarde, se acaba la visita a Ámsterdam, últimas compras y buscamos la terminal del metro por última vez.
..................................................................................Hoy  0 km





Etapa: Día 23. Ámsterdam – Marken – Volendam – Alkmaar.



 A las 9:35 ya estábamos llegando al parking de pago, y único para visitar Marken.

Pequeño y pintoresco pueblo que por pequeño es más atractivo.

Desde el parking, cruzamos el Beatrix Brug,
 







para continuar andando hasta llegar al Marker Museum, pasamos por la iglesia protestante Grote Kerk, para acercarnos por la Westerstraat hasta el sitio sin dudas más bonito,












El Havenbuurt, paseo que bordea el puerto y donde se tienen las vistas más bonitas.









Dicen que los fabrican pero pudimos ver un arbol de zuecos.!!!!!!



entramos en la Klompenmakerij, fábrica de zuecos




donde se puede ver como se fabrican hoy día…….a máquina claro.



Salimos de Marken en dirección a otro de los pueblos marineros íconos de la región, Volendam, nos separan apenas 16 km, debiendo pasar por dentro de Monikendam, otro pequeñísimo pueblo, y de iguales características.





Desde el parking en Volendam hasta el centro propiamente dicho nos separan 20 minutos andando.


Por la calle Haven, ya se empiezan a ver los negocios frente al lago.










Uno y otro se suceden y cada bar que hay, lleno de gente.








 


Negocios también con muchos turistas, los habituales carros de fritadas...y negocios de quesos.

Entramos a uno que en su interior enseñan el proceso de elaboración de sus quesos, y en la primera planta una gran exposición y venta que a uno se le van los ojos.








Quesos por decirlo de todos los gustos, colores y formatos, compramos uno al pesto, y otro con especias, también ahumados.




Como casi siempre me gusta experimentar con la comida del lugar, de manera que entramos al restaurante De Vrijheid,






preparan comida para llevar o comer en el recinto, algo pequeño, había una mesa para cuatro y entramos,  todo allí es a base de pescado o mariscos, arenques y mucho pescado crudo también.

Lo que comimos estaba delicioso.







Ahora rumbo a la ciudad de Alkmaar, situada a 36 km de Volendam.

Buscamos el parking grande situado a escasos metros del museo de los Beatles.

En apenas 400 mts estamos entrando en el casco antiguo propiamente dicho.

Como casi todas las ciudades visitadas, en verano ésta también se está en fiestas, lo que hace que muchas de las fotos que nos gustaría sacar son imposibles, dado los montajes de ferias y juegos que allí se hacen.



Bajamos por la Paternosterstraat hasta llegar a la iglesia,
Grote  Sint Laurenskerk


 




 







Y que justamente la estaban, forrando de atracciones de feria.

Llegamos a la Kennemerbolkwer, y bordeando el canal llegamos hasta Hofstraat que nos devolvería a la parte céntrica.

Por la Langesstrat llegamos al ayuntamiento, Stad Huis Alkmaar, muy bonito y frente a un canal.

Por la Gedempte Nieuwesloot llegamos a una plaza en cual, están montando un freefall muy grande, cansados decidimos parar a tomar algo y descansar, para luego volver al parking y emprender la marcha.


 


 

 

 Como poco hemos podido ver de Alkmaar, aprovechamos la hora temprana para acercarnos al dique de contención: Afsluitdijk.


Nos separaban 35 km, que se hicieron algo largos por los atascos al llegar.


Entramos en el dique y paramos en el medio, donde hay un área a tales efectos y divisar las diferentes alturas del agua, entre la parte del Mar del Norte y el Ijselmeer, Gran lago convertido en agua dulce.





El dique tiene 32 km de largo y una altura de 7,50 mts.


Cuando bajamos comienza a llover, pero poco, realizadas las fotos de rigor, partimos con la idea de encontrar un camping lo más cercano a Giethoorm,  destino del día de mañana.

En la localidad de Bolsward, encontramos un centro deportivo: Optisport Swenbad Vitaloo. Excelente, casi para nosotros únicamente.









................................................................................ Hoy 166 km



Etapa: Día 24. Bolsward – Giethoorm – Grathem.





Hoy nos ponemos en marcha para llegar lo antes posible al aparcamiento, donde alquilan barcas, para visitar los canales de “La Venecia del Norte”, Arendshorst.





Aparcamos, compramos los billetes para dos horas en una barca con motor eléctrico, (casi imposible de dominar) y con un plano nos ponemos en marcha, las indicaciones que seguiríamos marcadas en amarillo.





Salida casi perfecta, hasta que comienzan los encuentros con otras barcas, todos pasamos por lo mismo, se choca, se atraviesan, un caos más lanchas que canales casi, en el afán, todo el mundo alquila botes.

Las vistas de las casas al borde de los canales son de belleza increíble.





















Salimos al lago por el sitio que consideré, si yo, que era el correcto, pero al salir al gran lago, no se podían divisar las indicaciones de salida, ya que se entra en una zona que se circula únicamente entra pajonales, para hacer la ruta circular.



Nos acercamos a un restaurante que está a orillas del lago, a preguntar, donde nos indican la correcta dirección.

Circulamos entre malezas, nos encontramos con otros “barqueros” y damos ahora sí con la entrada final para llegar al embarcadero, pero en fila india y con paciencia.









Señales para entrar en ese laberinto de canales y atestado a ésta hora de barcas, y barcos grandecitos, no existe ninguna, es más, preguntas y todos parecen hacerse los tontos, (los que alquilan otras barcas y conocedores).









Después de casi una hora dando vueltas se hizo el camino….llegamos!!!!!!!!!!!!...Si pero teniendo que pagar una hora más. (Por eso te pierdes, y lo saben).

Como ya es hora de comer, aprovechamos el aparcamiento para comer ahí, también a secar algo la ropa que después de ducharse por las noches no seca.





Carretera para llegar temprano, pues después de las 18 hs, muchos campings están cerrados.

Tenía marcado el Boerderijcamping 't Eyveld, Oude Bosweg 4, 5954. llegamos, nos reciben los perros detrás del portal, timbre y sale muy amablemente su dueño, en un español bastante claro nos dice que él ha comprado ese sitio pero no lo tiene para camping……jo…pero se ofrece para hablar con otro cercano, propiedad de un amigo……no atiende el teléfono……más jooooo….

Partimos lo más rápido, por la hora, para llegar al gran camping: Vijberbroek, muy grande y moderno….Cerrado desde la 14 horas, Increíble! Seguimos en la búsqueda…ahora al Camping: Boerderijcamping Peelhof,Al fin…abierto.


 



Es una granja, atendida por su dueña, que muy amable nos ofrece elegir ubicación aunque, había bastantes parcelas ocupadas al parecer por permanentes, después de las indicaciones pertinentes, ocupamos la parcela.



Al volver para preguntar por lavadora y secadora, me muestra una nevera en un salón grande a modo de bar donde se puede servir uno mismo las bebidas y depositar el dinero en una simple caja, que confianza!!!



Pasamos una noche agradable, en un camping con animales que había cercados por alambradas, cabras, una llama, burritos, etc, muy bonito el entorno.


.............................................................................. Hoy…473 km





Etapa: Día 25. Grathem – Thorn – Maastricht – Durbuy - Pont de Deulin.



Salimos temprano para visitar la pequeñísima ciudad blanca de Thorn:



En su época Thorn fue el principado más pequeño del mundo, y ahora es un bonito lugar a visitar cuando se viaja a Holanda. Thorn es famosa por sus casitas antiguas pintadas de blanco y sus edificios monumentales.
Thorn apareció hacia 990  cuando se fundó la abadía para religiosas procedentes de la aristocracia. El lugar fue creciendo hasta convertirse finalmente en un pequeño principado, casi en su totalidad de mujeres. Tres siglos después Thorn obtuvo sus derechos de ciudad, y se amuralló parcialmente. Muchas de las casitas donde moraban aquellas mujeres se conservan aún.
Cuando a finales del siglo XVIII las damas de la aristocracia huyeron de los franceses, llegaron a la ciudad muchos pobres. Los franceses crearon un impuesto que dependía del tamaño de las ventanas de las casas. Como los pobres no podían pagarlo, redujeron el tamaño de sus ventanas cerrándolas con ladrillos. Después las pintaron de blanco, para que no se viera la diferencia entre los ladrillos nuevos y los viejos.


 Llegamos temprano al parking situado en la entrada, y de pago.
Desde aquí entramos al pueblo por un sendero muy estrecho,

entre casas, para llegar a la Trippaardstraat, calle principal, se observan bonitas casa pintadas de blanco, bastantes negocios, cerrados algunos aún, por ser temprano.

Recorremos varias calles, pasando frente del Gemeentemuseum Het Land van Thorn, (museo), el centro de información turística, hasta llegar a su iglesia, la Abdijkerk.




Hasta tuvimos la suerte de ver llegar a una novia vestida para su casamiento.
Un agradable paseo, y dispuestos a llegar a la ciudad de Maastricht, la última para  visitar de Holanda.


En Maastricht nos dirigimos al parking de pago Q Cabergerweg, con muy buena ubicación para la visita de la ciudad.


                                                                                     Cruzando la avenida y por la Capucijnenstraat llegamos a la
Basílica de San Servacio, muy bonita, aunque no es demasiado fácil de fotografiar, (demás está reiterar…….fiestas).


Seguimos y pasamos por el Museum aan het Vrijthof y llegamos a la Sint Janskerk.


Por la Vrijthof llegamos a una muy bonita iglesia transformada en inmensa librería de tres plantas, muy original por cierto.




Un templo que fue construido hace más de 800 años y en sus comienzos una iglesia de estilo gótico perteneciente a la orden de los Dominicos. No fue hasta el año 2005 cuando la iglesia pasó a ser la librería que visitamos hoy, pero antes tuvo otros usos muy particulares. Uno de estos usos fue bastante curioso, puesto que se utilizó como depósito para almacenar bicicletas.













 


Paseamos por la Grote Staat, calle peatonal llena de comercios para llegar a la esquina de Kliene Staat, donde se encuentra la oficina de turismo, bajamos luego por Mariastraat hasta el río Mosa, con unas vistas hermosas.

Tocaba ahora llegar hasta la gran plaza Markt donde se encuentra el  Stadhuis, (Ayuntamiento), con su mercado.



Fotografías lo que se puede, un mundo de gente. Ya es hora de comer, buscando en la Markt, entre muchos bares y restaurantes, visualizamos un italiano.


La Pizzeria Napoli, atendida en persona por su dueño, que algo se entendía con el italiano. (Tan italiano como yo, holandes)…..Un buen servicio que nos dejó satisfechos.


Ahora, vuelta al aparcamiento y buscar salida hacia Namur, 96 km nos separan.


La salida de Maastricht ha sido uno de los peores momentos pasados, ya que por más de media hora intentamos lo imposible, todas sus avenidas, en obras y sin que hubiese un indicador para ello.  es más, dada su cercanía en estos intentos hemos entrado en Bélgica y salido dos veces.


Una vez solucionado esto reiniciamos el viaje, pero antes debíamos pasar por un súper para hacernos con los preciados víveres. Luego en una hora y media llegaríamos, para intentar acceder a su punto más pintoresco, La Fortaleza de Namur.





Verano, fiestas, que podíamos esperar…..el tráfico aunque sin aviso previo, cortado en lo alto, sin poder acceder a su fortaleza. Con fastidio, claro, bajamos,  aparcamientos imposibles, en la ciudad, de manera que cuando pudimos parar frente al río Mosa, aprovechamos para unas pocas fotos.


Continuamos camino, ahora para buscar camping cercano a la “ciudad más pequeña del mundo”….Durbuy.


Teníamos uno ubicado a 52 km, el camping:

Pont de Deulin.




Junto al río, propietarios muy simpáticos que se esforzaron en buscarnos plaza, pues estaba lleno de grupos de campistas amigos todos ellos, que por la noche aunque bajo una persistente lluvia se encontraban alrededor de una gran fogata.


  ................................................................................Hoy  227 km

Desde Puerto de Sagunto a Viena, vacaciones 2016

Éste es nuestro primer comentario acerca de nuestras experiencias en viajes. Como todos los viajes, necesitan de una preparación basta...