15 mayo 2019




Etapa 11: Hontanas - Frómista. 35.180 km

Salgo de Hontanas, después de desayunar.

Tras despedirme de su amable encargado, comienzo mi andar, calle abajo.
La calle Real de Hontanas desemboca en la carretera BU-P-4013, que dejo de inmediato para tomar un camino que sale a la derecha, pasando junto a las ruinas de una torre y junto al río.
Habiendo hecho 5.600 km, llego a las ruinas del antiguo convento de San Antón.

Después de traspasar el arco de triunfo, esqueleto del que fuera un convento, desde aquí comienza una recta de más de dos kilómetros que me lleva a Castrojeriz, última villa de la Provincia de Burgos en el Camino de Santiago. 




Castrojeriz se esparce en forma de media luna a las faldas de un cerro que domina un primitivo castillo. Lo primero que nos sale al paso es la ex colegiata gótica de la Virgen del Manzano.
El fuero de Castrojeriz.
A la salida tengo una fuerte subida  al Alto de Mostelares. 



Es una subida constante en donde un letrero advierte al peregrino que las rampas alcanzan un 12% de desnivel. 
La subida la hago bastante rápido, aunque es de una dureza considerable. 
La bajada a partir del Alto de Mostelares es muy fuerte 18% de desnivel y, como toda bajada de este tipo, incomoda bastante las rodillas y las piernas en general, creo que es mucho más duro para las piernas la bajada que el ascenso. válido para todos los casos a lo largo del camino.

Una vez superada la parte de mayor desnivel de la etapa, el resto es bastante llano.

Llego junto a la antigua parroquia de San Nicolás – hoy albergue de peregrinos de temporada gestionado por voluntarios de la Confraternidad italiana de San Giacomo, donde aprovecho a tomar un café que se paga a voluntad, y sellar mi Credencial.



Al salir encuentro el puente Fitero o de la Mula sobre el río Pisuerga. 
Aquí se acaba Burgos y empieza Palencia. 
Cruzo el puente sobre el río Pisuerga, y entro en la provincia de Palencia, casi de inmediato paso por la aldea de Itero de la Vega, en tierras de Palencia.
Comienza una sucesión de llanuras en donde el camino discurre por sendas de tierra entre campos de trigo y llego a Boadilla del Camino, tras una tirón final de cuatro kilómetros. 
A pesar de ser una localidad pequeña, Boadilla cuenta con varios albergues. 

Junto a la iglesia de la Asunción destaca un ornamentado rollo jurisdiccional gótico de gran porte.



Justo frente a la iglesia, en el bar aprovecho para refrescarme y descansar, para luego seguir camino.
Salgo de Boadilla del Camino por la calle Mayor, giro a la derecha en un camino que, en poco y tras pasar junto a las últimas naves de la localidad, gira a la izquierda y avanza en busca del Canal de Castilla.
Esta obra de ingeniería fue concebida por el Marqués de la Ensenada (1702 – 1781), estadista y político ilustrado. 

La finalidad de la red fluvial de canales, construida entre 1753 y 1849, era la de transportar el cereal castellano hasta el Cantábrico por medio de barcazas tiradas por bestias de tiro.
Funcionó hasta la implantación del ferrocarril y quedó en desuso en 1959. Desde entonces conduce el riego y abastece a las poblaciones ribereñas.

El camino sigue en paralelo al Canal durante más de tres kilómetros y llega hasta un conjunto de esclusas que, permitían a las barcas salvar un desnivel de más de catorce metros.



Un pequeño puente atraviesa el canal y de esta manera, por la carretera, llego a Frómista, punto final del día de hoy.

Paso frente a un super, en el que luego aprovecharía a comprar lo necesario para el siguiente día.
Ya tenía en mis planes un determinado albergue, Albergue Estrella del Camino, a 150 metros de la carretera de entrada, lo busco y queda justo frente a la iglesia románica de San Pedro.

Muy amable atención a la llegada, trámites de rigor y a ocupar una cama del albergue que luego llegando peregrinos en cascada se completó.
Aprovecho a lavar algo de ropa ya que había un fuerte sol, y salgo luego a recorrer el pueblo que estaba en fiestas.

Pedro González Telmo (1185-1246)

Conocido como San Telmo, fue figura destacada del siglo XIII 
 
         Iglesia de San Martín de Frómista.
Un recorrido por el pueblo, paso por el super, y regreso a preparar la mochila para mañana.
Sobre las 9 de la noche voy a cenar al restaurante "La Plaza" frente de la iglesia, muy buena atención y mejor menú.
Ésta noche ha sido bastante ruidosa, algunos coreanos que se habían juntado, pasaron entrando y saliendo de la habitación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etapa 22:  Gonzar - Ribadiso 43.430 km Como siempre todo preparado bien temprano, y salgo sobre las 7:00 de la mañana. Aba...