15 mayo 2019




Etapa 24: Lavacolla - Santiago de Compostela. 10.480 km

Me levanto muy temprano, no ha dejado de llover en toda la noche, al salir a la cocina que comunica con el exterior se aprecia una tormenta impresionante.
Espero por un momento, así como algunos otros peregrinos, pero ya habiendo pasado etapas con mucha agua, me decido a salir.
Son las 7:00 de la mañana, cruzo la carretera para seguir el sendero marcado justo ahí, y por verdaderos ríos de barro camino con la ilusión de lograr el objetivo de ésta empresa que me llevará 24 días caminando, Llegar a Santiago de Compostela.
Desvío hacia Vilamaior y en apenas cien metros cruzo el río Sionlla, conocido como arroyo de Lavacolla, lugar donde los peregrinos se despojaban de sus sucias vestimentas y se lavaban en vistas de su próxima llegada a Santiago.
Por una pista asfaltada tomo una subida que llegará al Monte do Gozo. 

Paso junto al centro de la TVGalicia y giro a la izquierda para hacer lo mismo junto al centro territorial de RTV Española. 

Giro ahora a la derecha y sigo hasta la urbanización San Marcos, teniendo que cruzarla para llegar al Monte do Gozo.
En lugar de seguir de frente, junto a la carretera, me desvío a izquierda para subir al monumento erigido en 1993, año jacobeo.
En éste momento el monumento está infranqueable pues se realizan obras, y colabora el mal tiempo, todo es barro para acercarse.
En 1993 también se inauguró el albergue de peregrinos, es el más grande de todo el Camino, con capacidad para albergar hasta 300 personas en un año normal y hasta 800 durante el Xacobeo. 



Desde aquí ya tengo la primera panorámica de Santiago.
Bajo un tramo de escaleras, para después salvar por un puente la autovía y las vías del tren, sigo de frente por la rúa San Lázaro, donde está a mano izquierda el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia y el albergue de peregrinos San Lázaro, que permite pasar más de una noche. 
Tomo ahora la rúa do Valiño y sigo de frente por la rúa das Fontiñas y por la rúa dos Concheiros, cruzo la avenida de Lugo. 



Después sigo la rúa de San Pedro, que finaliza en el cruce con semáforos de la rúa de Aller Ulloa.

Se entra en el casco histórico por la rúa das Casas Reais, que sube hasta la praza de Cervantes. 


La rúa da Acibechería lleva a la praza da Inmaculada, donde se localiza el monasterio de San Martín Pinario. 




Finalmente los peregrinos entramos bajo el Arco del Palacio por un pasadizo, donde se reúnen a tocar los músicos callejeros.


 Por la que se accede a la Plaza del Obradoiro, donde la aventura termina. 




Mientras entras, es difícil no emocionarse, llegar a Santiago de Compostela como peregrino después de tantos kilómetros, tantos días, tantas inclemencias es una experiencia inigualable. 

Cuando llego estoy prácticamente sólo, saco algunas fotos, deambulo sin destino un rato, y luego voy al centro de recepción del Peregrino para sellar Credencial y obtener la Compostela y certificado de kilómetros.

Después de esto, regreso ala plaza y ya sin ninguna prisa recorro los todo el casco histórico.















Poco a poco se va llenando la plaza de peregrinos y excursionistas...

25 de abril de 2019. Un proyecto, un desafío, una ilusión.............................CUMPLIDOS  !!!!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etapa 22: Gonzar - Ribadiso 43.430 km Como siempre todo preparado bien temprano, y salgo sobre las 7:00 de la mañana. Aband...