15 mayo 2019

Etapa 4: Lorca - Villamayor de Monjardin. 18.5 km.








Etapa 4:  Lorca - Villamayor de Monjardin.   18.5 km.


Desayuno en el albergue, y sobre las 8:00 me pasa a buscar el hospitalero de Lorca.
La etapa de ayer, casi me pasa factura en los piés, comienzo con una ampolla, ésto hará que la etapa de hoy sea más corta de lo habitual.
Siendo las 8:20 comienzo mi andar desde Lorca, Siempre por pistas irregulares llego hasta un paso subterráneo bajo la autovía que desemboca en Villatuerta. 



Por la rúa Nueva, junto a la casa consistorial, se sube hasta la plaza donde está la iglesia gótica de la Anunciación, con porte de catedral. 
En el patio de entrada hay una imagen de San Veremundo, patrón de Villatuerta y gran benefactor del Camino de Santiago, como Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega. 
Por la calle Camino de Estella prosigo caminando hacia la silueta de la ermita de San Miguel.
Ésta queda a mano izquierda y se desciende hasta un merendero al pie de la Nacional-132.  Se cruza la carretera por un paso subterráneo y se baja por una senda hasta un puente moderno sobre el Ega. 
El curso de este río me guía hasta las puertas de Estella, es en la rúa Curtidores, donde se encuentra el servicio de orientación al peregrino Ordoiz, donde aprovecho a sellar mi credencial, y desde aqui, de frente, por las calles la Rúa, San Nicolás y Camino de Logroño, se aprecian los rincones que dieron vida a Estella, poblada por francos gracias al Fuero otorgado por el rey Sancho Ramírez en el 1090. 


















Entre la Rúa y San Nicolás, se encuentra a un lado el Palacio de los Reyes de Navarra, del siglo XII y fachada porticada, y al otro la moderna escalinata que conduce a San Pedro de la Rúa, iglesia con bonita portada y claustro que parece vencer las leyes de la gravedad. Se sale a la calle de Zalatambor y siguiendo de frente por la rotonda, justo después de la gasolinera desvío a la derecha y continúo hasta Ayegui, antiguo señorío eclesiástico  que posee su propio ayuntamiento y que se encuentra físicamente ensamblado con Estella.
La ruta desciende hasta la fuente del Vino y el Monasterio de Irache. 
Fuente del vino, Bodegas Irache.
De la fuente mana agua y también vino desde 1991 y permite refrescarse antes de llegar al cenobio de Irache.
 Es del siglo XI y reúne muchos estilos aunque ahora se encuentra deshabitado. 

Al dejarlo atrás se llega a un punto donde se presentan dos opciones para seguir: elijo a la derecha, es la tradicional y pasa por Azqueta y Villamayor de Monjardín.
En Azqueta aprovecho para comer y descansar del camino.













Una vez repuesto continúo para llegar a Villamayor de Monjardín,  al borde del camino hay un aljibe medieval conocido por la fuente de los Moros, pensado para saciar a los peregrinos medievales.

Arriba, en la cumbre de Monjardín, se hallan los restos del castillo de San Esteban de Deyo.

En el pueblo destaca la iglesia de San Andrés, románica del siglo XII y con torre barroca del XVIII. Fue restaurada entre 1973 y 1984 y su mayor tesoro es una antigua cruz procesional de plata que ya tiene réplica en la catedral de la localidad polaca de Torun. Villamayor también es famosa por su bodega y son sus propios viñedos los que se encargan de guiarnos por el valle que un día fue conocido como San Esteban de la Solana.



La aldea más que calles tiene cuestas, y arriba de todo hay una fuente y una escalera que conduce a una plaza con un busto del rey Sancho Garcés I y un bar con mesitas y sillas en su terraza, donde a la noche habríamos de reunirnos para cenar.


Llego antes de abran el albergue a las 14:00.  pero en poco tiempo llega el propietario, trámites de rigor, credencial, sello, pago y buscar la cama, para luego tomar un muy reparador baño.
Aprovecho también para hacer un lavado de ropa.
Habiendo descansado, busco una pequeña tienda que siendo pequeña tenía un poco de todo, me prepara un bocadillo para mañana y encuentro la pomada del Peregrino, que a decir verdad ha sido un bálsamo para mis piés.

En poco tiempo llegan al albergue dos hombres de nacionalidad sueca, una pareja que habíamos platicado en el camino de holandeses, y se sumaría Bertrand, de Australia.
A la hora de la cena, el propietario nos deja la llave y juntos vamos hacia el bar para tener una cena juntos, de lo más amena por cierto y divertida.

Sobre las 10:30 nos disponemos a descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ANDALUCÍA Y SUS PUEBLOS BLANCOS

VIAJANDO POR ANDALUCÍA Y SUS PUEBLOS BLANCOS. DÍA 1: El día 30 de noviembre, sobre las 7 de la mañana, y con 127.690 kilómetro...